lunes, 11 de abril de 2011

¡ESTOY A FAVOR DE PONER ETIQUETAS A LOS NIÑOS!

A muchos les llamará la atención el título de este post y no estarán de acuerdo con él. Pero antes de  nada, quiero decirles en qué  momentos estoy de acuerdo.

Estoy a favor a que le digas a tu hijo:

“Eres un campeón”.
“Eres una bendición para mí”.
“Eres lo mejor que me ha pasado”.
“Eres un valiente”.
 “Eres un niño muy querido”.

Recuerdo la primera vez que mi chico me dejó su coche aquí en Madrid.  Hicimos el recorrido un día antes; apunté absolutamente todo en un pedazo de papel: La salida exacta que tenía que coger, la tienda que estaba en la esquina de la calle en la que tenía que dar vuelta a la derecha o a la izquierda…  ¡TODO apunté!

El día siguiente  estaba muy nerviosa. Me subí al coche, saqué la hoja con las instrucciones y la puse junto a mí. Obvio me perdí, me pasé  la salida, etc… No sé cómo,  pero,  al final, llegué a mi destino.
 
Al regresar a la casa, mi chico me abrazó y me dijo: ¡ERES UNA CAMPEONA! Me sentí muy bien, segura y me encantó. 

Me di cuenta del PODER que tienen mis palabras en la vida de “mis niños”. Como padres y profesionales tenemos esta  increíble oportunidad  de ayudar a EDIFICAR  el autoestima de los peques.

Empecé a utilizar la palabra campeón con mis niños junto con un cariño y mirándolos. Es maravilloso ver cómo les brillan los ojos después de estas palabras.

El cuento “Eduardo, el niño más terrible del mundo” de John Burningham, relata la historia de un niño  llamado Eduardo. A él le gustaba dar patadas a las cosas, le gustaba hacer ruido, empujaba a sus compañeros, molestaba a los animales, no le gustaba ordenar su habitación y, además, no le gustaba para nada ducharse.

Página tras página se ve un dibujo de  un adulto señalando a Eduardo llamándolo “Bruto, ruidoso, abusón, cruel, desordenado, sucio…” “Y Eduardo se volvía cada día más y más el niño más terrible del mundo”.  

En las siguientes páginas se ve un cambio de actitud y de palabras en los adultos; de esta manera  empezó a cambiar  Eduardo hasta convertirse en el “niño más bueno del mundo”.

Hace unos días Mamá (contra) corriente habló en su blog sobre las etiquetas: “Lo poco que me gustan las etiquetas (y lo fácil que es caer en ellas)”. Y tiene toda la razón en "lo fácil que es caer en ellas"; desgraciadamente  nuestra cultura lo  ve “normal”…  Y cuánto DAÑO hacen a nuestros niños.
 “Pero qué torpe eres”, “Qué llorón eres”, “Qué quejica eres”, “Qué tonto eres”, “Eres muy malo”  etc…

La próxima vez  que tu hijo haga algo que “no está bien”, limita la ACCIÓN y no a tu hijo.  Prueba así: “Esto que hiciste estuvo mal, si lo vuelves hacer perderás el derecho de jugar con los caballos”, en lugar de decirle “Eres malo”.  De esta manera le estamos dando la oportunidad de actuar de otra manera en la siguiente ocasión, guiándolo de manera adecuada y evitando influir negativamente con las ¡ETIQUETAS!


 aCtIvIdAd:  Autorretrato


 mAtErIaL:

  •   Cartulina con la silueta de un niño.

  • Rectángulos pequeños de color marrón, negro y amarillo.

  • Recorte de camisetas, pantalones y zapatos de diferentes colores.

  • Rotuladores de colores (lo ideal para los pequeños son rotuladores gordos).

  • Pegatinas blancas.
  • Barra de Pegamento.



eN aCcIóN:


1. Entrégale a cada niño varias pegatinas blancas y los rotuladores. Cuando los niños estén dibujando, el padre y/o la madre les deben decir en voz alta palabras que edifiquen.


Les pongo un ejemplo:


La mamá de Juan dice: “Juan, escribe que eres un campeón” mientras el peque está dibujando. Mencionar aquí que no  importa que los niños sepan o no escribir.

2. Dale a cada niño la cartulina con la silueta y coméntale que es el dibujo de cada uno.

3. Coloca en el centro rectángulos pequeños de color marrón, negro y amarillo.  Habla del color de cabello  de cada uno de los niños presentes.  
Y con la barra de pegamento que peguen el cabello en el dibujo, el recorte de la camiseta, pantalón, zapatos, ojos… etc. 
4. Aprovecha para hablar sobre las partes del cuerpo.



5. Al final, que los niños peguen sus pegatinas alrededor de su dibujo.

















rEcUeRdA:

 “Cada vez que señales con tu dedo a una persona,  tres están apuntado hacía ti.”




Tu mirada, tus palabras, tus caricias… es lo más importante para tu hijo.  Se sentirá importante, querido  y seguro de que es único, con sus características y su manera de ser y que se le quiere de manera incondicional con sus cualidades y defectos.


vIdEo:

20 comentarios:

Mamá (contra) corriente dijo...

Jaja, gracias por nombrarme!

Se me olvidó decir que las etiquetas positivas están muy bien porque favorecen la autoestima!.

Me encantó, como siempre. Besos.

Carol dijo...

A mi tampoco me han gustado nunca las etiquetas ni las comparaciones (escribí una entrada sobre estas últimas). Creo, como tu dices, que hay que centrarse en la acción y no machacarles a ellos directamente, porque al que llaman tonto continuamente se lo acaba creyendo.
Las etiquetas positivas me parecen acertadas hasta cierto punto (como lo has planteado tu me parece muy bien), pues si etiquetamos a un@ niñ@ como bueno, quizás no pueda ser él/ella mism@, porque si desea hacer algo que se sale de lo que sus padres consideran como "bueno" estará coartado por esa etiqueta.

Cartafol dijo...

Que buenos post! A mi no me gustan las etiquetas, pero a veces se te escapa "que patoso eres", o "que malo"...creo que es inevitable, pero intentamos evitarlas, claro está!!

MIA dijo...

Muy buena entrada, si señor.

mami mamá dijo...

En mi caso
a mi sobrina de dos años, por ejemplo cuando acaba de comer le cantamos "campeoooonaaaaa campeooooooonaaaaa"
y la niña se le abre una sonrisa mostrándonos sus ocho dientes. . .que a los demás se nos cae la baba. . .
yo también estoy a favor de las etiquetas positivas!

un besito
http://mamimama.blogspot.com/

Macarena dijo...

Está Super!!!
Totalmente de acuerdo! Como cambian los niños solo cambiándoles la etiqueta!!
Me encantó el Video!!!
Macarena.

María Corcuera dijo...

Valentina, me ha gustado mucho visitar tu blog, tanto que me he hecho seguidora. Te dejo mi blog de actividades creativas para papis ocupados por si le quieres echar un vistazo. http://creamomentos.blogspot.com/
Un saludito.

@Mousikh dijo...

Completamente de acuerdo contigo. Pero hay que aplicarlo no sólo a los niños sino a toda la gente que tenemos cerca. Hay que recordarles todas las cosas buenas que tienen y decirles que les queremos. Lo necesitamos!

Belén dijo...

Fantástico Valentina. En verdad es fundamental trabajar la autoestima de los pequeños. Eso les hace crecer muchísimo emocionalmente, los hace felices, seguros de sí mismo, maduros.
Ante un mal comportamiento no les devaluemos, no utilicemos descalificativos hacia su persona, hemos de tener un cuidado infinito.

Valentina dijo...

Mamá (contra) corriente: Ves estamos conectadas. Un beso enorme a D. y otro para ti.

Carol: Estoy completamente de acuerdo contigo, tenemos que tener cuidado con algunas etiquetas como: "que bueno eres". Por lo general los niños que tienen esta etiqueta, no se les permite enojarse y en unos casos son niños que tienen dermatitis. ¡Que sano es enojarse!.

Estoy buscando el post que escribiste y no lo encuentro =(
Podrías por fa enviarme el enlace. Me interesa mucho leerlo.

Un beso.

Cartafol: A mí también se me escapan. Pero lo increíble es que podemos cambiarlo por otras palabras.

Un beso.

Mia: ¡Muchas gracias! Un beso

Mami Mama: jajaja. Qué divertido pasar tiempo con tu sobrina. Yo también disfruto y se me cae la baba cuando estoy con mi sobrino. =)
Mucho éxito con la ropa, esta muy bonita.
Un beso.

Macarena: Gracias! A mí también me encanta este vídeo. Muestra claramente lo que sufren los niños con las etiquetas.

Un beso grande.

María Corcuera: Que bonito blog tienes. ¡Felicidades! Yo también ya me hice seguidora tuya.

Un beso.

@Mousikh: ¡Tienes toda la razón! Completamente de acuerdo contigo. Decirle a la gente cuanto le quieres. !Es tan reparador, lo necesitamos!

Belén: ¿Dónde andabas? Ya me estaba preocupando, eres de las primeras en opinar. jaja.
Si, tenemos que tener mucho cuidado. Se que es difícil cuando estamos muy enojados y cansados, pero lo increíble es que aprendemos de esto y podemos cambiar.

Un beso guapa.

Olives and Pickles dijo...

Me gusto mucho tu pagina.
Soy tu nuve seguidora mi nina.
Patty

www.olivesandpickles.blogspot.com

Valentina dijo...

Patty: También me ha gustado mucho tu página. Un beso grande.

Jazmín dijo...

Que nos digan cosas bonitas a todos nos gusta, nos sube el autoestima y en muchos casos nos hace sentir útiles y de buen humor, y esto nos hace querer hacer siempre las cosas cada vez mejor. Buenísimo tu post, gracias por recordarnos hacer esto de cuando en cuando, y no solo a nuestros niños, sino como tú lo mencionaste, también a nuestra pareja. Saludos!

Tania dijo...

Valentina he descubierto hoy tu blog y me encanta ya estoy suscrita. Gracias por compartir tantas cosas, y con la información tan bien presentada y estructurada. Un saludo

Ana dijo...

De esas que tu citas yo le cuelgo mil a mi hijo cada día y el está encantado!!! creo que le ayudan a fortalecer su autoestima y yo siento la necesidad de decirle lo maravilloso que es, así que estupendo para los dos!

Un post muy chulo!!

Valentina dijo...

Jazmin: Gracias a ti por compartir tu opinión conmigo. Y sí, a mí también me gusta que me digan cosas que me edifiquen.
Un beso
Tania: También he visto tu blog y me gustó mucho. un beso
Ana: Gracias Ana, me gusta que siembres en la vida de tu hijo.
Bonito fin de semana.

Mami, te ayudo? dijo...

No conocía tu blog y me ha encantado la entrada!! Por supuesto estoy de acuerdo con todo y me encanta la actividad propuesta. Te sigo a apartir de ya! Mamiteayudo.

Supermama dijo...

Tienes mucha razon, las etiquetas positivas son muy buenas para su autoestima. Gracias por toda la información, es muy util.

Queria hacerte una suerencia, me encanta leerte, y me gustaria que trataras en tu blog como aumentar al autoestima de los niños o como aumentar su inteligencia emocional. Gracias!

Carol dijo...

Te envio el post sobre las comparaciones:
http://minervaysumundo.blogspot.com/2011/03/las-comparaciones-quiebran-la.html
Me ha parecido muy interesante lo que comentas de la dermatitis, si es que lo que se reprime por algún lado tiene que salir.
Besos

Valentina dijo...

Mami te ayudo: Muchas gracias, me animas mucho! Bonita semana.

Super mamá: Muchas gracias por las sugerencias, son temas que me encantan. Te prometo que escribiré sobre eso.
Bonita semana.

Carol: Gracias, ahora mismo visitaré tu blog para leerlo.
Es muy interesante ver a los niños cuando empiezan a liberarse de las etiquetas y por "arte de magia" en algunas ocasiones desaparece la dermatitis, o dejan de hacerse pis en la cama. etc...

Un beso grande y bonita semana.