domingo, 24 de abril de 2011

¿Qué sucede cuando nos sentamos a comer en familia? 1 Parte / What happens when we sit down to have dinner with our family?

¿Te has puesto a pensar  lo que ocurre  cuando  tenemos el hábito de sentarnos con la familia para comer?

Recuerdo las comidas en mi casa. Había peleas, risas, regaños, lágrimas, enojos, recuerdos, sorpresas, aveces eran aburridas… en fin, cada día era diferente.
 
Los hábitos  son muy importantes en la vida de los niños;  de hecho se consideran necesarios para fomentar  el autoestima de tu hijo.

Una mamá me pregunto: ¿cómo podría fomentar el autoestima de mi hijo? Le respondí  que  una de tantas formas es el hábito de sentarse a comer en familia y que, por el ritmo de vida actual, se está perdiendo.

Llevando a cabo esta sana costumbre puedes mostrarle  al niño que es tan importante para ti que tienes tiempo para estar con él y con la familia. Olvídate el teléfono, la televisión etc...  Sé que muchas veces por el trabajo  es complicado, pero busca un día, una hora, unos minutos para estar todos en  familia. 

Desde pequeños, cuando los sientas en su silla,  cuando les pones el babero, su plato y su cuchara les estás inculcando el hábito de comer todos juntos.

Algunos valores que encontramos alrededor de la mesa:



Cuando ya caminan solos y tienen capacidad de comprender algunas indicaciones  puedes pedirle que te ayude a poner su plato, más adelante a  recoger la mesa, etc… De esta manera aprenderán valores como la colaboración. Puedes decirle con cariño: “Qué bien pones la mesa, me encanta que me ayudes, tenía tantas ganas de llegar a casa para pasar tiempo contigo”. Estas palabras edificarán la vida de tu hijo.



Muchas veces somos nosotros, los adultos, los que no tenemos tolerancia a la frustración. Reconozco que  soy la primera  que no la tengo, me cuesta trabajo esperar, me gusta que me atiendan rápido en un restaurante, en el banco, etc…   Y lo gracioso es que yo les pido a “mis niños”  que esperen su turno.  Esto me hace pensar lo que tengo que trabajar en mí. Estando todos juntos en la mesa aprenderán  a que cada uno tiene su turno. Por ejemplo: verán como tienen que esperar su turno para hablar, su turno para que le sirvan la comida después de algún otro miembro de la familia…



Llega un momento en que los bebés empiezan con la “pinza”, que yo llamo la  etapa “aspiradora” porque todo lo pequeñito del suelo lo recogen y se lo llevan a la boca.  Aprovecha esta etapa y ponle migajas  en la mesa para que  las recoja y verás que estará sentado y entretenido mucho tiempo, mientras los otros integrantes de la familia terminan de comer.  Esto le ayudará para que más adelante pueda coger  correctamente los cubiertos y, posteriormente,  con la escritura.



 A los niños les encanta ir haciendo cosas por ellos mismos. Motiva a tu hijo poco a poco a ir comiendo solo. Cuando le estés dando la papilla/ potito dale  otra cuchara,  más adelante el se servirá agua en su vaso, cortara su comida, etc… No le quites la oportunidad de que vaya experimentando sus primeros logros. 

El libro “La familia”, de Pep Bruno  y Mariona Cabassa,  nos cuenta  la rutina de una familia que se levanta, desayuna, se van al trabajo los padres, el niño a la escuela y en la tarde  los tres integrantes de la familia se reúnen a merendar unas ricas magdalenas y se van a ver su espectáculo favorito.    Buscan el tiempo para estar en JUNTOS en familia.





aCtIvIdAd:  Decora tu magdalena

mAtErIaL:

  • Magdalenas
  • Chocolate para derretir
  • Bolitas de colores para decorarlas


eN aCcIóN:


 1. Entrégale a cada niño una magdalena y un cuenco con el chocolate derretido.

2. Dale una cuchara a cada uno y que solitos decoren su magdalena con las bolitas de colores.

rEcUeRdA:

Tener tiempo para comer en familia será una gran oportunidad para que  tu hijo se sienta IMPORTANTE, QUERIDO  y VALORADO. 

vIdEo:





What happens when we sit down to have dinner with our family?

Have you ever thought about what happens when we make it a habit to sit down at the table to have dinner with our family?



I remember the dinners at my house: arguments, laughter, being told off, tears, memories, surprises, sometimes they were boring... every day was different.

Habits are very important in the lives of children; in fact they are considered necessary to develop your child's self-esteem.

One mother asked me: How can I encourage my child's self-esteem? I answered that one of the many ways to do this is the habit of sitting down to have dinner together and that, because of the pace of modern life, we are losing this habit.

By carrying out this healthy habit, you can show your child that it is very important to you to  spend time with him/ her and with your family. Forget the phone, the television etc... I know that a lot of the time it is difficult because of work, but find a day, an hour, minutes for your family to be together.

From when they are small, when you sit them down in their high chair, when you put on their bib, you give them their plate and their spoon, you are getting them used to eating all together.

Values to be found around the table:

             Teamwork

When they can walk by themselves and they are able to understand instructions, you can ask them to help to put their plate on the table and later on to lay the table, etc... That way they learn values such as teamwork. You can tell them very kindly: 'Good boy/ girl, you laid the table, I love it that you help me, I was really looking forward to coming home and spending time with you'. These words will improve your child's life.

             Tolerance to frustration

 A lot of the time it is us, the adults, who are intolerant to frustration. I am the first to admit I am not tolerant, I find it difficult to wait, I like to be served quickly in a restaurant, at the bank, etc... And the funny thing is that I ask 'my children' to wait their turn. That makes me think of what I need to work on myself. By being at the table all together, they will learn that everyone has to wait their turn. For example: they will learn that they have to wait their turn to talk, to be served food after another member of the family...

             Motor skill

There comes a time when babies begin with the 'tweezer', what I call the 'vacuum cleaner' phase, because they pick up every little thing from the floor and put it in their mouths. Take advantage of this phase and put crumbs on the table so that they pick them up and you will see that they will stay seated and be entertained for a long time, while the other members of the family finish their dinner. This will help them later on to pick up their knife and fork correctly, and later, with writing.

             Autonomy

Children love to do things on their own. Motivate your child to, bit by bit, eat on its own. When you are giving him his food, give him another spoon, later on he will serve his own water, cut his food, etc... Don't take away the opportunity for it to experience its first achievements.

The book "The family", by Pep Bruno and Mariona Cabassa, tells us about the routine of a family that gets up, has breakfast, the parents go to work and the child goes to school and afterwards the 3 family members come together to have some nice cupcakes and go to their favourite show. They find time to be together as a family.



AcTiViTy: Decorate your cupcake

EqUiPmEnt:
  • Cupcakes
  • Chocolate to melt
  • Hundreds and thousands to decorate 

AcTiOn:
  1. Give every child a cupcake and a bowl of melted chocolate.

  1. Give them a spoon and let them decorate their cupcake themselves with the hundreds and thousands.




ReMeMbEr:

Taking the time to sit down and have dinner as a family is a great opportunity for your child to feel IMPORTANT, LOVED and VALUED.

ViDeO:

12 comentarios:

Jazmín dijo...

Tienes mucha razón en esto. La hora de comer es la más importante del día en una familia. Es el mejor momento para compartir y unir a la familia. Yo recuerdo que cuando era pequeña mi papá jamás comía con nosotras (mi mamá, mi hermana y yo)así que las pocas veces que papá se sentaba a la mesa con nosotras era un día especial, me sentía más feliz y hasta la comida me sabía más rica. Creo que en la mesa se pueden reforzar los valores y la relación familiar.
Saludos!!

Cartafol dijo...

Siempre me he sentado en casa de mis padrs a comer todos juntos y ahora en mi familia también lo hacemos así, hasta los desayunos parecen más bonitos y especiales los fines de semana cuando papá está en la mesa a nuestro lado para desayunar!

Carol dijo...

Me ha gustado mucho la entrada, además me viene bien, mi nena que ya va para siete meses y medio le gusta más comer si nosotros también estamos comiendo, yo creo que disfruta más.
A mi me parece muy importante compartir la mesa todos juntos y de ver la tele comiendo, nada de nada.

Valentina dijo...

Hola Jazmin, Cartafol y Carol: Estoy completamente de acuerdo con ustedes.
Cuándo me acuerdo las comidas en mi casa me vienen tantos recuerdos!
Les mando un beso

Olives and Pickles dijo...

Te doy toda la razon!

siempre mamá dijo...

Es una entrada muy chula, me ha encantado porque me ha hecho reflexionar, gracias por compartirlo. A veces nos dejamos llevar tanto por la vida diaria que nos olvidamos de disfrutar los momentos compartidos

Supermama dijo...

Nosotros nos esformzamos por comer y cenar juntos, o al menos hacer la cena juntos. El peque disfruta muchisimo, se le nota que esta feliz, y nosotros nos reimos mucho con el.
No habia pensado que me ayudara a poner la mesa, le he comrpado vasos y platos de plastico asi que lo ahre a partir de ahora, seguro que le encanta.

Patricia Rodríguez Castellano. dijo...

Aunque hoy en día es muy difícil coincidir tod@s en casa a la hora de las comidas merece la pena el esfuerzo en este sentido, pues son situaciones que ayudan a reforzar el lazo familiar. Por ello estoy muy deacuerdo con vuestras opiniones. Saludos.
Blog "Como Madre y Pedagoga" http://patricia-miopinion.blogspot.com/

Valentina dijo...

Olives and Pickles. =) un beso grande.

Siempre mamá: Gracias, estoy de acuerdo contigo, a veces vamos en automático y se nos olvida lo más importante. un beso

Supermama: Que bien pasar tiempo juntos. Y sí,la verdad los niños se la pasan genial. Qué bien que le compraste los platos de plástico. Ya me contarás si le gusto!

Patricia: Se que es complicado encontrar una hora para estar juntos, pero vale la pena.
Visitaré tu página.
un beso

María José dijo...

Valentina:
Son muchas las ventajas de comer en familia, como tú señalas.
Las reuniones familiares, también con abuelos, tíos, o amigos favorecen las relaciones personales y sociales.

Me gusta mucho tu blog.

Gracias por seguir mi blog La Clase de María José.

Inma dijo...

Valentina, me ha encantado la entrada. Nosotros tenemos como rutina desayunar y cenar juntos entre semana y todo el fin de semana, aunque tengamos que comer a la una, que es el horario del peque. Es uno de los ratos más bonitos... él pone muchas veces su mantelito de plástico, su vaso, su tenedor...le encanta! Y cuando acabamos de comer lo lleva al fregadero y si ha comido yogur, el envase al cubo del plástico... poco a poco supongo que lo irá adquiriendo como un hábito...o eso espero!!

Cuando puedas pásate por mi blog, tienes un premio!!
http://paramipequeconamor.blogspot.com/2011/04/premiosque-ilusion.html

Valentina dijo...

María José: ¡TODO lo que se aprende en las reuniones con toda la familia! Yo echo mucho de menos las reuniones familiares, ya que me encuentro en Madrid y mi familia en México. Pero tengo la gran suerte de tener una muy bonita familia de mi chico aquí que me apoya mucho y podemos tener comidas familiares.
También me gusta mucho tu blog. Un beso

Inma: Ten por seguro que poco, a poco tendrá la rutina. Y sobre todo que tu chiquito se siente lo importante!
Gracias por el premio, ¡Que ilusión!
un beso